Skip to content

¿Cómo se evalúa la investigación?

16 octubre, 2011

En este artículo hablaba de la necesidad de incentivar el buen trabajo de algunos profesores universitarios y “castigar” el mal trabajo de otros. De ello surge la siguiente cuestión: ¿cómo hacerlo?

En esta entrada voy a centrarme en la investigación, en otras posteriores hablaré de la docencia y…¡la gestión! ¿La gestión?  Muchos que no conozcan el mundo universitario y hayan leído en mi artículo anterior que las labores del profesorado universitario son docentes e investigadoras se preguntarán ¿Y qué es eso? Tiempo al tiempo, solo adelanto que cada vez es más importante para quien desee “ascender” en el mundo universitario.

En primer lugar, voy a explicar brevemente en qué consiste la investigación en matemáticas. Investigar en matemáticas es algo tan simple como ponerse a pensar para descubrir y demostrar resultados que no se conocían. Estos resultados pueden ser la respuesta a una pregunta que uno mismo se hace o a una pregunta que ya se habían formulado otros matemáticos con anterioridad. Evidentemente estos últimos suelen ser más interesantes. Una vez se ha descubierto uno de estos resultados, se redacta un artículo con la demostración y se envía para su publicación a una revista matemática. Ahora, no todas las revistas son iguales ni todos los artículos que se envían son aceptados para publicación. Hay un acuerdo bastante unánime entre los matemáticos sobre cuáles son las mejores revistas de matemáticas. En ellas, en general, solo se publican artículos relacionados con problemas importantes (es decir, artículos relacionados con problemas en los que ha pensado mucha gente). Y a partir de ahí, también hay un acuerdo bastante unánime sobre el siguiente grupo de las mejores revistas, y así sucesivamente.

Ahora, ¿cómo se decide si un artículo es aceptado en una revista o no?  El autor envía el articulo a un editor de la revista, que  también es un matemático, y este editor se lo envía a un matemático especialista en el tema del artículo para que le dé una opinión sobre si ese resultado es publicable en la revista a la que ha sido enviado o no (a esto se le llama hacer de referee).

Vamos ahora con la cuestión de cómo se evalúa la investigación en España. La forma tradicional de hacerlo ha sido, y en gran parte aún es “a peso”; si X tiene 26 artículos e Y tiene 24, entonces X es mejor que Y.  Aunque ahora que lo pienso decir “a peso” no es del todo exacto. La forma de evaluarla ha sido, y es, aún peor, “a número”. ¿Por qué es aún peor? Porque puesto que lo que importa es la cantidad de artículos, a muchos profesores no les importa como sean sus artículos. Y eso da lugar a todo tipo de estrategias para maximizar lo que realmente importa en la práctica, la cantidad de artículos. ¿Qué estrategias se usan? Dividir los artículos en varias partes, publicar hoy un resultado que sé que mañana voy a mejorar, publicar un artículo que se que no tiene ninguna relevancia pero que sé que en algún sitio me lo van a publicar, etc.

Esta forma tradicional de evaluar la investigación aún hoy es importante. Es un método horrible de comparar la investigación de profesores dentro del mismo área de conocimiento, por las razones que he mencionado en el párrafo anterior, pero es aún peor para comparar la investigación de matemáticos cuyas áreas nada tienen que ver, ya que hay áreas en las que se publica mucho más que en otras. Y lo que es peor, estos criterios no solo se usan para comparar a distintos matemáticos. Muchas veces se usan para comparar a matemáticos con, por ejemplo, químicos, o filólogos. Sin embargo, no tiene nada que ver la forma de investigar y tampoco el número medio de publicaciones de unos y otros.

En vista de todas estas consideraciones, los burócratas y gestores tienden a reducir el peso del factor “número” teniendo en cuenta el ya famoso “factor de impacto”. No sé exactamente como se calcula el factor de impacto, pero viene a ser un número que anualmente se asigna a cada revista en función del número de veces que han sido citados los artículos publicados en dicha revista. Entonces, si publicas un artículo en una revista con alto índice de impacto ese artículo te lo consideran como “bueno” y en otro caso no. El factor de impacto también debe ser importante en otros países y eso ha llevado a todo tipo de estrategias que una vez más devalúan la importancia de dicho número. Por ejemplo, ya se han publicado artículos que presentan datos sobre cómo, básicamente, un grupo de amigos puede crear una revista a la cual van a enviar sus artículos, citándose mucho entre ellos, y así asegurarse tenerlo todo: un alto número de artículos en una revista con alto impacto, y con muchas citas a sus artículos. De hecho, esto se hace.

De este última cuestión aún no he hablado, y es otro factor que en alguna ocasión se tiene en cuenta. ¿Cuanto han citado tus artículos? Y una vez mas es un factor que dista mucho de medir la calidad del artículo. ¡Incluso que te citen un artículo puede ser señal de que el artículo es malo! Supongamos por ejemplo que en el artículo se demuestra una desigualdad que no es lo mejor posible, y después otro obtiene la mejor igualdad posible sin más que mejorar un mínimo detalle del primer artículo. El segundo autor citará al primero, pero solo porque el primero no se dio cuenta de cómo obtener el mejor resultado posible. O peor aún, supongamos que publicas un resultado incorrecto (lo cual sucede). Después otro publica un artículo mencionando el error y corrigiéndolo. Con los factores que se consideran en España, eso que has ganado publicando el artículo con errores: un artículo más y encima citado. O uno puede dejar preguntas abiertas en el artículo, por muy tontas que sean, para que otros las resuelvan y le citen, o tantas y tantas cosas…

Hasta aquí el cómo se evalúa la investigación. Cuando tenga tiempo de seguir escribiendo, continuaré hablando sobre cómo podría hacerse mejor.

From → opinion, universidad

Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: